IA de la mano de un robot que realiza el cubo de Rubik

IA de la mano de un robot que realiza el cubo de Rubik

La Inteligencia Artificial no va a cesar de asombrarnos en los próximos años dada su excepcional facultad de aprendizaje del Machine Learning y del Deep Learning. Hoy os presentamos a OpenAI, un proyecto que ha realizado una máquina robótica que ha conseguido aprender por si sola cómo realizar un cubo de Rubik.

El robot de OpenAI es una prodigio de la ingeniería robótica y la Inteligencia Artificial. Se trata de una mano de apariencia humana que está realizada de sensores de presión que le proporciona tener el dominio absoluto de los gestos del robot.

Está manejada la mano por un sistema compuesto por dos redes neuronales de IA al que han llamado Automatic Domain Randomization (ADR). El proyecto se ha centrado en averiguar cómo consigue ingeniárselas la mano ante escenarios que no están bajo su dominio.

Para ello se han propuesto resolver uno de los juegos más famosos que las personas tenemos a nuestro alcance, que es el cubo de Rubik. La mano es capaz de manipular el objeto incluso dificultándole el movimiento de los dedos. El grado de dificultad es máximo, debido a que constantemente el eje del cubo se desplaza, por lo que el robot se ve obligada a adaptarse tal y como lo hacemos las personas.

Te recomendamos a que explores en las diferentes variedades de autómata que existen en el mercado y en qué es la Inteligencia Artificial y sus aplicaciones.

Con el nuevo modelo de la serie H, Yaskawa mejora su gama más famosa

Con el nuevo modelo de la serie H, Yaskawa mejora su gama más famosa

La compañía japonesa acaba de presentar el nuevo formato de su posicionador H-2000. La serie H uno de los modelos estrellas de Yaskawa y destaca por poder trasladar piezas de hasta dos mil kg. Este modelo perfecciona a los posicionadores H-500 y H-1000, y dada sus habilidades, ofrece mayor capacidad de carga.

Los posicionadores tienen diferentes empleos en aplicaciones destinadas a la Robotización Industrial, aunque sobre todo se utilizan en labores de soldaduras automatizadas que requieren rotar las piezas en torno a un eje. El modelo H de Yaskawa resalta por procurar posicionadores de una estación con posibilidad de rotación sobre un eje de entre 2000 y 3000 mm. Son cabezales que se sujetan al suelo y así consiguen rotar piezas de gran magnitud para que los robots industriales trabajen sobre ellas. Los posicionadores de Yaskawa resaltan en el sector por ser rápidos, muy precisos y especialmente simples de programar.

Otra de las particularidades de la serie H-2000 es que el posicionador necesita que se use el contrapunto, obligado en la funcionalidad del accesorio MotoMount patentado por empresa japonesa. Los cabezales disponen de 3 tipos de carga (500, 1000 y 2000 kg), mientras que el contrapunto está disponible en el modelo de 1000 y 2000 kg. El sistema de sujeción MotoMount alarga la vida útil del posicionador, tanto como la eficiencia de las soldaduras que efectúan los robots industriales.

El sistema controlador que usa H-2000 es el YRC1000 diseñado por empresa japonesa. Es el mismo que ha sido añadido en otras aplicaciones que tiene la empresa de robótica, como pueden ser los robots de soldadura, cabezales, y contrapuntos.

Los robots sustituyen el trabajo de 400.000 personas

Los robots sustituyen el trabajo de 400000 personas

Si el crecimiento de la robotización de la industria prevé un desempleo general a medio y largo plazo, Oxford Economics ha elaborado un informe que acaba de ser publicado, que es el inicio de lo que va a acontecer en los años venideros. Aquí te mostramos qué sectores están siendo los más dañados y cuáles son los factores.

La colocación de robots en las fábricas se ha convertido en un acierto si un negocio intenta seguir ocupando la competitividad en su sector. Se ha determinado que una maquina realiza la labor de dos trabajadores, aunque en muchos trabajos, el número es mayor, debido a que pueden realizar labores ininterrumpidamente todos los días de la semana a lo largo de todo el año. Y todo ello sin percibir vacaciones, ni incrementos salariales y sobre todo tampoco padece bajas laborales, ya que únicamente requieren de un control preventivo.

Según How Robots Change the World, el artículo publicado por Oxford Economics, en el continente europeo desde inicio de este siglo se han destruido casi medio millón de empleos netos que han sido sustituidos por los robots, lo que equivale a un 1,5% de los empleos del gremio.

Sin duda es la verificación de lo que ya conocíamos, pero mucho más preocupante es lo que nos espera el futuro inmediato. Según el artículo de How Robots Change the World, se estima que para el 2030 la instauración de robots industriales crezca de modo exponencial, lo que conllevara en que los trabajos directos eliminados asciendan a los dos millones de empleos.

Quizás para ciertas personas estas cifras no sean tan alarmistas, pero nos referimos de empleos netos, ya que en bruto la cifra es sumamente mayor. En ciertos países como es el caso de España, hablan del hoyo que se está generando en el sector industrial. En tan solo 14 años, entre el 2002 y el 2016, se ha eliminado un 17% de empleos activo, cifra, que como hemos mencionado anteriormente, se va a elevar gravemente en la próxima década.

Las economías mundiales que están comprometidas a la inestabilidad de los mercados, como por ejemplo en la construcción, son más posibles de sufrir de manera más profunda las consecuencias, no obstante, también los son las economías más industrializadas.

La profunda reestructuración laboral que va a acontecer se sumergirá en un sistema escalonado de automatización, pero no significa que deje de ser implacable, influyendo generalmente a todos los ámbitos laborales como, por ejemplo, administración pública y servicios

El informe destaca que la rotura del mercado laboral propiciara, desempleo, inestabilidad laboral y en conclusión pobreza.

El nuevo compañero del sector sanitario frente al coronavirus se llama Moxi

El nuevo compañero del sector sanitario frente al coronavirus se llama Moxi

Automatizar algunos métodos en el ámbito sanitario es una necesidad indispensable, tal y como se está viendo en la crisis del coronavirus que sufrimos. El personal sanitario está trabajando bajo estrés, con jornadas maratonianas y lo que es peor aún, en España el 10% de los contagiados por el Covid-19 afectan al equipo médico.

Os enseñamos a Diligent Robotics, una empresa de robótica que está terminando el diseño de un robot que pretende ser el asistente perfecto dentro de un centro de salud.

El robot se llama Moxi y exactamente ha sido producido para efectuar de manera autónoma labores de carga y entrega de materiales que liberen la carga de labores de las enfermeras.

Diligent Robotics es una ingeniería de robótica estadounidense con sede en la ciudad de Austin, en Texas. Fue fundada en 2017 por Vivian Chu y Andrea Thomaz, las cuales trabajan de consejeras delegadas en la actualidad. Desde su comienzo se han concentrado en la realización de soluciones inteligentes para hospitales, como son los robots de servicios o sistemas de manipulación móvil.

El propósito principal es de proveer sistemas que dejen optimizar el tiempo de las enfermeras y de los auxiliares clínicos. Para obtenerlo requieren realizar equipos de trabajo en los que convivan personas y robots. En verdad, es una apuesta por dar una opción que les libre del trabajo rutinario y monótono, de modo que les deja a los trabajadores emplear su tiempo en las tareas que produzcan más valor a su trabajo.

El autómata destaca por ser colaborativo, preparado para funcionar en entornos rodeado de humanos y totalmente autónomo. Moxi incorpora un sistema de IA compuesto por algoritmos instruidos mediante Machine Learning. Gracias al programa, aprende a coger y a emplear objetos nuevos en distintas situaciones.

Tiene una base móvil que es de la compañía Feth Robotics. Para sujetar las piezas emplea un brazo robótico creado por Kinova y contiene en su extremo de una pinza para robot de dos garras producido por Robotiq.

Algo primordial para poner en el mercado a Moxi era obtener una financiación lo suficientemente grande para iniciar su construcción. Y por suerte lo han obtenido. A finales del 2019 lograron 3 millones de dólares de DNX Ventures. No obstante, la semana pasada Diligent Robotics ha hecho público que han logrado llegar a la ansiada cifra de diez millones de dólares. Naturalmente es una gran inversión que aligerará la comercialización de su invento.

Conoce quién es el robot TUG del Sheraton

Conoce quién es el robot TUG del Sheraton

TUG es un robot colaborativo de altas capacidades que es capaz de relacionarse con las personas y de realizar numerosas funciones de forma autónoma. Se trata de un robot de servicios destinado a trabajos de logística, ya sea en una clínica, hotel, oficina o bien fábrica. Hay que señalar que conforme ciertos estudios, en el mercado del turismo y de la hostelería el 66 % de los trabajos pueden ser automatizados antes del 2055

El robot TUG ha sido creado por una ingeniería de robótica de nombre Aethon con sede en Pittsburg, al oeste del condado de Pensilvania. Su finalidad era crear un robot de conducción autónoma. TUG se desplaza por medio del empleo de sensores láser que le facilitan localizar objetos en su ambiente.

La apariencia de TUG seguramente no es lo más atractivo de él, y por esta razón le acostumbran a comparar con una cabina de teléfono. No obstante sí que debemos alabar sus capacidades para trasladar objetos, medicamentos o maletas, si nos referimos de que su uso se realice en un hotel. Allá es capaz de realizar tareas cotidianas como es guiar a un cliente del servicio con el equipaje, de enseñarle las instalaciones de un hotel y de aun acompañarle hasta su estancia. Del mismo modo advierte cuando se le va a agotar la batería y de ir solo hasta donde se encuentra la zona de recarga. 

Para subir en un ascensor o atravesar las puertas de un centro de trabajo, dispone de un sistema digital que por medio de wi-fi, el programa lanza una señal a fin de que advierta al robot y se abran las puertas según el robot lo necesita.

Sin llegar a la completa automatización de los centros de trabajo como es el caso del hotel Fly Zoo de Alibaba, son muchas las cadenas hoteleras que han decidido automatizar parte de sus procesos.

Un ejemplo es el Hotel Sheraton de San Gabriel, en Los Ángeles, quien empezó con la incorporación del robot TUG entre su plantilla para optimizar su servicio a los huéspedes. Definitivamente es una apuesta esencial por las nuevas tecnologías, lo que le ha servido para transformarse en la primera cadena hotelera de EEUU en usar robots mayordomos inteligentes.

Como apunta Wanda Chan, el directivo del Sheraton de San Gabriel señala que “es imprescindible administrar al huésped las últimas tecnologías, aparte de que son intrigantes y divertidos”. 

Por si acaso, de momento la cadena hotelera ha creído oportuno destinar unos ascensores distintos para evitar que los compartan con los huéspedes, hasta que las personas estemos más cómodos a compartir las áreas comunes con los robots.

Los trabajos manuales y repetitivos son cosa del pasado

Los trabajos manuales y repetitivos son cosa del pasado

Sabemos que la tecnología progresa a gran velocidad. Las tareas que hasta hoy son realizadas por los trabajadores pueden acabar, pero también esta tecnología puede crear nuevas posibilidades.

Existe una amenaza latente de la robótica y la inteligencia artificial, ya que los empleos que están en manos de los humanos pueden quedar a cargo de estas. Estos dos fenómenos pueden cambiar las relaciones laborales en el sector de recursos humanos.

Se prevé que, en el 2025, unos 75 millones de empleos podrían ser destruidos, pero a su vez esto dará paso a la creación de 133 millones de empleos, donde se requerirá una formación específica.

Por tal motivo se debe reeducar a las personas y cambiar los modelos de empresas, además de los equipos de trabajo.

Los perfiles más reclamados, según TicBeat, son los auditores de innovación digital entre otros; ya que lo que se pretende con la implantación de esta tecnología es sustituir los trabajos manuales y repetitivos.

En numerosos empleos se están simplificando las tareas con el uso de inteligencia artificial. Un ejemplo es, el área de recursos humanos de muchas empresas ya tiene instalado un sistema automatizado de selección de curriculums. Por otro lado, las sentencias legales operan con procesos automatizados para su localización y los analistas financieros, en estos momentos, sólo se requieren para recomendación de ventas de cartera, ya que para la adquisición de las mimas, la inteligencia artificial se está encargando de ese rol.

Podríamos decir que estamos viviendo la Cuarta Revolución Industrial. Muchos negocios ya están experimentando cambios. Algunas empresas importantes de productos tecnológicos, como Blackberry y Nokia, no fueron capaces de agrandar la innovación y les pasó factura, dando paso a otras empresas que, al hacerlo, alcanzaron maximizar sus ganancias y facilitar la vida de sus consumidores.

Universal Robot elabora el kit ActiNav

Universal Robot elabora el kit ActiNav

Incluir sistemas robóticos que ayuden los procesos de calibración y de programación, se ha convertido en uno de los componentes más determinantes en el momento de hayar un programa. Universal Robots se aventura por el sistema Actinav para dar a sus clientes una medida que minimice el tiempo de instalación del sistema, así como de su programación.

Se espera del kit de aplicaciones UR+, ActiNav, que ayude la integración de la aplicación en los cobots. El programa se ha creado para labores de extracción de piezas de contenedores mediante el empleo de visión artificial (Bin Picking), para alimentación autónoma de máquinas CNC, estaciones de inspección.

El cobot que propone la empresa danesa para integrar el sistema es el UR5e o el UR10e. El equipo le permite controlar los datos de la visión, realizar movimientos sin colisión, así como control total del brazo robótico en tiempo real.

Uno de los beneficios de la aplicación es que no requiere de elevados conocimientos de programación para ponerlo en marcha. Se programa mostrando al cobot manualmente los movimientos por medio de un guiado de la superficie del contenedor utilizando el efector final. Manualmente se guía el cobot para que el asistente creado por Universal Robots memorice los lugares en los que debe depositar el objeto o insertarla en los puntos de control de posición. Si vas a programarlo por primera vez, la compañía asegura que lo conseguirás en dos horas y que exclusivamente requiere sobre unas 10 líneas de programación para que comience a trabajar de forma autónoma.

El kit ActiNav de Universal Robots cuesta en torno a los 100.000 $, importe que ofrece un retorno estipulado en 18 meses si se usa en un trabajo a doble turno.

Sin duda la solución que ofrece UR es idónea si buscas robotizar un procedimiento de carga y descarga que sea fácil de integrar y de rápida recuperación de capital. Unifica los programas y equipos garantizando el éxito del proceso.

Alumnos de primaria y secundaria trabajaran en puestos que aún no se han inventado

Alumnos de primaria y secundaria trabajaran en puestos que aún no se han inventado

La sociedad se está sensibilizando de que el futuro de la civilización dependerá de un modo u otro de la tecnología robótica. Muestra de ello es que la manera educativa se halla en pleno proceso de evolución, a un ritmo más despacio de como debiera, por desdicha, es lo que está pasando.

El avance de los dispositivos inteligentes es imparable, pero en muchos países, como es lo que sucede en España, está siendo lastrado por la insuficiencia que encuentran las entidades en el momento de fichar personal preparado para incrementar sus plantillas. Los informes apuntan a que algo menos del 50% de las compañías europeas experimentan dificultades para sumar trabajadores en TIC.  

El desafío es variar con premura dicha actitud y evitar que nos quedemos rezagados tecnológicamente por no haber sido hábiles en proporcionar a los estudiantes de métodos en programación y robótica.

Parece que hay acuerdo en que, una de las claves más importantes, es equipar a los jóvenes de técnicas a través de una educación STEAM, proporcionando técnicas que incrementen su imaginación e instrumentos que estimulen los retos de trabajar en grupo. Para lograrlo, los jóvenes precisan poner en práctica los conocimientos adquiridos, de la misma forma que enseñarles para que encuentren ellos las soluciones a sus fallos mediante un pensamiento crítico.

Contestar esta cuestión precisa reflexionar primero sobre si los que tienen la responsabilidad de diseñar una técnica educativa competente, son sabedores del indeterminado futuro al que nos afrontamos. ¿Manifestarlo en voz alta es ser catastrofista? Ahora os damos unos detalles…

Mckinsey & Company, globalmente reconocida como la consultoría más importante del mundo, predice que para el año 2030, hasta 375 millones de individuos en el mundo serán despedidos de su puesto de trabajo como consecuencia de la robotización. Según el Foro Económico Mundial, más de la mitad de los escolares que se están estudiando en este momento educación Primaria trabajarán en puestos de trabajo que de momento aún no existen.

Lo único que conocemos en realidad es que la oferta laboral se va a fracturar favoreciendo a los que logren adecuarse a un escenario incierto que va a andar en torno a la evolución digital, la robótica y la configuración. Por ello es fundamentalmente relevante aconsejar entre los estudiantes que seguir formándose a lo largo de su vida va a dejar de ser una práctica sana, sino una parte más de nuestra vida laboral.

Actualmente, en la comunidad de Madrid, los jóvenes llevan aprendiendo robótica a partir de 1º de Secundaria desde el período 2015/16, sin embargo, se acaba de registrar en la Asamblea de Madrid un plan para que se cuente la materia de tecnología, programación y tecnología robótica desde 5º de Primaria.

Desde luego sería dar un paso más a la hora de aproximar la ciencia y la tecnología a los estudiantes. Diseña un modelo educativo en el que el alumno y el robot convivan, favorecerá a la hora de incitar su interés en ellos e ir creando habilidades.

Son muy variadas las posibilidades que encuentras en el mercado para aproximar los robots a los niños mayores de 4 años. Y no exclusivamente para levantarlos y jugar con ellos, sino que les permite crear programas con códigos de fácilmente y adaptada para un tiempo tan prematuro.

Que los más pequeños se desarrollen con normalidad rodeados de pequeños motores, no debería de ser visto desde un punto de vista diferente a la de los muñecos con los que retozábamos en nuestra niñez.

El robot KR QUANTEC que puede soportar hasta 180°C

El robot KR QUANTEC que puede soportar hasta 180°C

La empresa Kuka ha hecho gala de su capacidad presentando la segunda generación del robot Foundry de la serie KR QUANTEC. El robot Foundry ha sido mejorado en sus habilidades para continuar compitiendo por llegar a ser uno de los robots industriales más manejables y vendidos del planeta.

El robot KR QUANTEC de Foundry para altas temperaturas en fundición y procesamiento.

La poderosa fabricante creadora de robots industriales trata de fortalecer su dominación en el sector. Y por ello se ha esmerado de aumentar las capacidades de Foundry, una versión de la serie KR QUANTEC concretamente creada para hacer labores en las condiciones más extremas y adversas.

El robot ha sido mejorado para poder soportar suciedad, polvo, humedad y altas temperaturas. Y es que según ha declarado la propia empresa de robótica, el robot de Kuka logra aguantar a una temperatura máxima de 180 °C durante 10 segundos por minuto y una temperatura constante de 55 °C.

Mejorar el tiempo de sujeción de una pieza era una continuo para el fabricante, ya sea para utilizar en una forja. También se ha perfeccionado la capacidad de carga, así como el programa informático que controla los tiempos de los ciclos. Esta mejora le proporciona trabajar con más velocidad y precisión a lo largo del desplazamiento. Lo han conseguido añadiendo el sistema Path Mode y Dynamic Mode.

Sin duda son modificaciones que conceden ampliar el rendimiento operativo del robot, además de aguantar situaciones en donde muchos de sus adversarios fallan.

Así es el robot de Kiwi, una compañía de robótica de reparto

Así es el robot de Kiwi, una compañía de robótica de reparto

Hoy os hablamos de un robot que sorprendentemente te lleva la comida a casa él solo. El robot es un pequeño droide que lleva varios años en desarrollo en la ciudad de Berkeley. Empezó en 2017 como un robot de la compañía Kiwi que llevaba el alimento a los universitarios de la Universidad de California, en la ciudad de Los Ángeles y Berkeley, a quince kilómetros al nordeste de San Francisco.

En sus dos primeros años de vida, esta aplicación ha llevado a cabo más de treinta mil envíos utilizando hasta la actualidad más de 150 unidades. Son unos robots realmente pequeños, y disponen de una velocidad punta inferior a los 2 km/h. Estos dispositivos se orientan mediante un sistema GPS y tienen sensores y cámaras con los que mapea el entorno y evita las dificultades de su recorrido.

La ingeniería se halla en pleno momento de ampliación y pretende ser el proveedor en Universidades tan afamadas como Harvard.

Llevar a cabo un encargo de comida es relativamente fácil de lo que parece. Con bajarte una app, escoges el alimento que necesitas e introduces unas coordenadas GPS en el sistema para te envíen el envío. El pago lógicamente se lleva a cabo vía online.

Durante la espera, desde la app tienes la opción de consultar la información sobre la situación de tu pedido, e inclusive puedes visualizar por vídeo el recorrido que se encuentra llevando a cabo el robot. Al llegar ante el cliente, desde la aplicación te llega un mensaje, y una vez confirmas en un botón en la pantalla de tu móvil, el sistema acciona un compartimento de seguridad para facilitar que puedas recoger tu comida.

Son unos robots que de momento han ofrecido una entrega de calidad sin generar peligro para las personas. Su uso ha sido exitoso, no obstante meses atrás hubo un suceso que durante unos días puso a los robots en el candelero.

En el mes de diciembre de 2018 los informativos informaron sobre cómo un robot mensajero se incendió en plena vía pública. Sucedió enfrente del edificio Unión de estudiantes Martin Luther King Jr. Fue un percance de amplia repercusión mediática, sin tener consecuencias para las personas.

La causa del accidente fue producida por incorporar una batería defectuosa. Hasta que no cerró el estudio del motivo, los robots fueron apartados provisionalmente de la universidad.

La entrega de comida a domicilio se encuentra en fase de desarrollo, siendo muchas ingenierías robóticas que están dedicando presupuestos para expandir sus aplicaciones merced al mismo sistema de vehículos autónomos. 

Como hemos señalado, KiwiBot fue pionera, pero detrás hay otras como DoorDash y Uber Eats. Por citar otra tenemos a Starship Technologies, que es una empresa que colabora con la distribuidora alimentaria Sodexo. A comienzos de 2019 ha lanzado una flota de 25 robots en la Universidad de George Mason y de 30 uds en La Universidad del Norte de Arizona exactamente con la misma finalidad.

Hasta la actualidad, las limitaciones en las normativas impiden que los avances en robótica sean implantados más rápidamente. El estado de Washington se ha convertido en uno de los últimos en legislarlo, puesto que a finales de abril ha legislado en favor de que los robots se les permita repartir por las ciudades. Incluso de este modo, se dan reticencias a que los robots merodeen por las calles entre los viandantes.

La disputa por dominar el mercado de la entrega de comida a domicilio se encuentra en auge. En abril de 2019 se celebró Articulate en la ciudad de San Francisco, un congreso dedicado íntegramente a los robots mensajeros de comestibles en donde se presentaron los últimos avances en este mercado.

El futuro es beneficioso para los robots de reparto a pesar de que se enfrentan a un temible contrincante, los drones. Frente a su imparable avance se verán obligados a innovar para poder ver cuál de los dos ofrece un sistema más eficaz.