Universal Robot elabora el kit ActiNav

Universal Robot elabora el kit ActiNav

Incluir sistemas robóticos que ayuden los procesos de calibración y de programación, se ha convertido en uno de los componentes más determinantes en el momento de hayar un programa. Universal Robots se aventura por el sistema Actinav para dar a sus clientes una medida que minimice el tiempo de instalación del sistema, así como de su programación.

Se espera del kit de aplicaciones UR+, ActiNav, que ayude la integración de la aplicación en los cobots. El programa se ha creado para labores de extracción de piezas de contenedores mediante el empleo de visión artificial (Bin Picking), para alimentación autónoma de máquinas CNC, estaciones de inspección.

El cobot que propone la empresa danesa para integrar el sistema es el UR5e o el UR10e. El equipo le permite controlar los datos de la visión, realizar movimientos sin colisión, así como control total del brazo robótico en tiempo real.

Uno de los beneficios de la aplicación es que no requiere de elevados conocimientos de programación para ponerlo en marcha. Se programa mostrando al cobot manualmente los movimientos por medio de un guiado de la superficie del contenedor utilizando el efector final. Manualmente se guía el cobot para que el asistente creado por Universal Robots memorice los lugares en los que debe depositar el objeto o insertarla en los puntos de control de posición. Si vas a programarlo por primera vez, la compañía asegura que lo conseguirás en dos horas y que exclusivamente requiere sobre unas 10 líneas de programación para que comience a trabajar de forma autónoma.

El kit ActiNav de Universal Robots cuesta en torno a los 100.000 $, importe que ofrece un retorno estipulado en 18 meses si se usa en un trabajo a doble turno.

Sin duda la solución que ofrece UR es idónea si buscas robotizar un procedimiento de carga y descarga que sea fácil de integrar y de rápida recuperación de capital. Unifica los programas y equipos garantizando el éxito del proceso.

Alumnos de primaria y secundaria trabajaran en puestos que aún no se han inventado

Alumnos de primaria y secundaria trabajaran en puestos que aún no se han inventado

La sociedad se está sensibilizando de que el futuro de la civilización dependerá de un modo u otro de la tecnología robótica. Muestra de ello es que la manera educativa se halla en pleno proceso de evolución, a un ritmo más despacio de como debiera, por desdicha, es lo que está pasando.

El avance de los dispositivos inteligentes es imparable, pero en muchos países, como es lo que sucede en España, está siendo lastrado por la insuficiencia que encuentran las entidades en el momento de fichar personal preparado para incrementar sus plantillas. Los informes apuntan a que algo menos del 50% de las compañías europeas experimentan dificultades para sumar trabajadores en TIC.  

El desafío es variar con premura dicha actitud y evitar que nos quedemos rezagados tecnológicamente por no haber sido hábiles en proporcionar a los estudiantes de métodos en programación y robótica.

Parece que hay acuerdo en que, una de las claves más importantes, es equipar a los jóvenes de técnicas a través de una educación STEAM, proporcionando técnicas que incrementen su imaginación e instrumentos que estimulen los retos de trabajar en grupo. Para lograrlo, los jóvenes precisan poner en práctica los conocimientos adquiridos, de la misma forma que enseñarles para que encuentren ellos las soluciones a sus fallos mediante un pensamiento crítico.

Contestar esta cuestión precisa reflexionar primero sobre si los que tienen la responsabilidad de diseñar una técnica educativa competente, son sabedores del indeterminado futuro al que nos afrontamos. ¿Manifestarlo en voz alta es ser catastrofista? Ahora os damos unos detalles…

Mckinsey & Company, globalmente reconocida como la consultoría más importante del mundo, predice que para el año 2030, hasta 375 millones de individuos en el mundo serán despedidos de su puesto de trabajo como consecuencia de la robotización. Según el Foro Económico Mundial, más de la mitad de los escolares que se están estudiando en este momento educación Primaria trabajarán en puestos de trabajo que de momento aún no existen.

Lo único que conocemos en realidad es que la oferta laboral se va a fracturar favoreciendo a los que logren adecuarse a un escenario incierto que va a andar en torno a la evolución digital, la robótica y la configuración. Por ello es fundamentalmente relevante aconsejar entre los estudiantes que seguir formándose a lo largo de su vida va a dejar de ser una práctica sana, sino una parte más de nuestra vida laboral.

Actualmente, en la comunidad de Madrid, los jóvenes llevan aprendiendo robótica a partir de 1º de Secundaria desde el período 2015/16, sin embargo, se acaba de registrar en la Asamblea de Madrid un plan para que se cuente la materia de tecnología, programación y tecnología robótica desde 5º de Primaria.

Desde luego sería dar un paso más a la hora de aproximar la ciencia y la tecnología a los estudiantes. Diseña un modelo educativo en el que el alumno y el robot convivan, favorecerá a la hora de incitar su interés en ellos e ir creando habilidades.

Son muy variadas las posibilidades que encuentras en el mercado para aproximar los robots a los niños mayores de 4 años. Y no exclusivamente para levantarlos y jugar con ellos, sino que les permite crear programas con códigos de fácilmente y adaptada para un tiempo tan prematuro.

Que los más pequeños se desarrollen con normalidad rodeados de pequeños motores, no debería de ser visto desde un punto de vista diferente a la de los muñecos con los que retozábamos en nuestra niñez.

El robot KR QUANTEC que puede soportar hasta 180°C

El robot KR QUANTEC que puede soportar hasta 180°C

La empresa Kuka ha hecho gala de su capacidad presentando la segunda generación del robot Foundry de la serie KR QUANTEC. El robot Foundry ha sido mejorado en sus habilidades para continuar compitiendo por llegar a ser uno de los robots industriales más manejables y vendidos del planeta.

El robot KR QUANTEC de Foundry para altas temperaturas en fundición y procesamiento.

La poderosa fabricante creadora de robots industriales trata de fortalecer su dominación en el sector. Y por ello se ha esmerado de aumentar las capacidades de Foundry, una versión de la serie KR QUANTEC concretamente creada para hacer labores en las condiciones más extremas y adversas.

El robot ha sido mejorado para poder soportar suciedad, polvo, humedad y altas temperaturas. Y es que según ha declarado la propia empresa de robótica, el robot de Kuka logra aguantar a una temperatura máxima de 180 °C durante 10 segundos por minuto y una temperatura constante de 55 °C.

Mejorar el tiempo de sujeción de una pieza era una continuo para el fabricante, ya sea para utilizar en una forja. También se ha perfeccionado la capacidad de carga, así como el programa informático que controla los tiempos de los ciclos. Esta mejora le proporciona trabajar con más velocidad y precisión a lo largo del desplazamiento. Lo han conseguido añadiendo el sistema Path Mode y Dynamic Mode.

Sin duda son modificaciones que conceden ampliar el rendimiento operativo del robot, además de aguantar situaciones en donde muchos de sus adversarios fallan.

Así es el robot de Kiwi, una compañía de robótica de reparto

Así es el robot de Kiwi, una compañía de robótica de reparto

Hoy os hablamos de un robot que sorprendentemente te lleva la comida a casa él solo. El robot es un pequeño droide que lleva varios años en desarrollo en la ciudad de Berkeley. Empezó en 2017 como un robot de la compañía Kiwi que llevaba el alimento a los universitarios de la Universidad de California, en la ciudad de Los Ángeles y Berkeley, a quince kilómetros al nordeste de San Francisco.

En sus dos primeros años de vida, esta aplicación ha llevado a cabo más de treinta mil envíos utilizando hasta la actualidad más de 150 unidades. Son unos robots realmente pequeños, y disponen de una velocidad punta inferior a los 2 km/h. Estos dispositivos se orientan mediante un sistema GPS y tienen sensores y cámaras con los que mapea el entorno y evita las dificultades de su recorrido.

La ingeniería se halla en pleno momento de ampliación y pretende ser el proveedor en Universidades tan afamadas como Harvard.

Llevar a cabo un encargo de comida es relativamente fácil de lo que parece. Con bajarte una app, escoges el alimento que necesitas e introduces unas coordenadas GPS en el sistema para te envíen el envío. El pago lógicamente se lleva a cabo vía online.

Durante la espera, desde la app tienes la opción de consultar la información sobre la situación de tu pedido, e inclusive puedes visualizar por vídeo el recorrido que se encuentra llevando a cabo el robot. Al llegar ante el cliente, desde la aplicación te llega un mensaje, y una vez confirmas en un botón en la pantalla de tu móvil, el sistema acciona un compartimento de seguridad para facilitar que puedas recoger tu comida.

Son unos robots que de momento han ofrecido una entrega de calidad sin generar peligro para las personas. Su uso ha sido exitoso, no obstante meses atrás hubo un suceso que durante unos días puso a los robots en el candelero.

En el mes de diciembre de 2018 los informativos informaron sobre cómo un robot mensajero se incendió en plena vía pública. Sucedió enfrente del edificio Unión de estudiantes Martin Luther King Jr. Fue un percance de amplia repercusión mediática, sin tener consecuencias para las personas.

La causa del accidente fue producida por incorporar una batería defectuosa. Hasta que no cerró el estudio del motivo, los robots fueron apartados provisionalmente de la universidad.

La entrega de comida a domicilio se encuentra en fase de desarrollo, siendo muchas ingenierías robóticas que están dedicando presupuestos para expandir sus aplicaciones merced al mismo sistema de vehículos autónomos. 

Como hemos señalado, KiwiBot fue pionera, pero detrás hay otras como DoorDash y Uber Eats. Por citar otra tenemos a Starship Technologies, que es una empresa que colabora con la distribuidora alimentaria Sodexo. A comienzos de 2019 ha lanzado una flota de 25 robots en la Universidad de George Mason y de 30 uds en La Universidad del Norte de Arizona exactamente con la misma finalidad.

Hasta la actualidad, las limitaciones en las normativas impiden que los avances en robótica sean implantados más rápidamente. El estado de Washington se ha convertido en uno de los últimos en legislarlo, puesto que a finales de abril ha legislado en favor de que los robots se les permita repartir por las ciudades. Incluso de este modo, se dan reticencias a que los robots merodeen por las calles entre los viandantes.

La disputa por dominar el mercado de la entrega de comida a domicilio se encuentra en auge. En abril de 2019 se celebró Articulate en la ciudad de San Francisco, un congreso dedicado íntegramente a los robots mensajeros de comestibles en donde se presentaron los últimos avances en este mercado.

El futuro es beneficioso para los robots de reparto a pesar de que se enfrentan a un temible contrincante, los drones. Frente a su imparable avance se verán obligados a innovar para poder ver cuál de los dos ofrece un sistema más eficaz.

Las compañías divisan el futuro en la Inteligencia Artificial y los asistentes virtuales

Las compañías divisan el futuro en la Inteligencia Artificial y los asistentes virtuales

La inteligencia artificial y los asistentes virtuales se han juntado para otorgar soluciones de forma adecuada a los usuarios, logrando perfeccionar los servicios de forma conveniente y eficaz.

Anteriormente únicamente el 2% de las compañías tenían este tipo de soluciones virtuales, pero se espera que, para el presente año, la cifra de estos asistentes virtuales se eleve y superen el 25%. Las compañías que emplean chatbots u otros programas de asistencia virtual con inteligencia artificial han señalado que las llamadas o preguntas por móvil se han visto mermadas en un 70% gracias a este sistema. Esto se debe a que un asistente virtual logra proporcionar más que exclusivamente información.

Se tiene dispuesto que para el 2022 las acciones de los clientes con los proyectos de nueva tecnología crezcan significativamente. El empleo de la IA deja que se añadan más soluciones y herramientas. Realizar algoritmos de IA permitirá que la tecnología tome el lugar de los humanos en este tipo de atención al usuario.

Las empresas B2B no solo busca utilizar IA como una herramienta para remediar cuestiones, sino también para crear oportunidades. Se espera que, en el transcurso de este año, gran parte de las empresas B2B utilicen dicha tecnología para realizar, al menos, un servicio primario de venta.

El aumento de la tecnología artificial conseguiría hacer extinguir en algunos años las apps móviles. Un par de años atrás todas las empresas querían disponer de su propia aplicación, sin interesar su propósito. Esto resulto tener un gran impacto en los consumidores y a causas de esa nueva tecnología descargaban la app en sus móviles.

Desde la consultoría Gartner se ha descubierto que las apps ya no tienen el mismo peso que inicialmente y, si algo no se utiliza, se borra. Se aprecia que, en el siguiente año el 20% de las empresas terminará abandonando sus aplicaciones móviles y se introducirán de lleno en el universo de la IA.

OTTO recauda 29 millones para aumentar sus robots AMR

OTTO recauda 29 millones para aumentar sus robots AMR

El sector de la logística es uno de los sectores que menos está padeciendo las consecuencias de la pandemia. La demanda de automatizar almacenes y centros logísticos sigue siendo una de las prioridades de las empresas. Una prueba irrefutable son las potentes financiaciones que hace poco ha recibido Locus Robotics y ahora Otto Motors. Con esto pretenden soportar con garantías el período de expansión prevista en el resto de los mercados internacionales.

Otto Motors es una parte del fabricante de robots móviles Clearpath Robotics Inc, un desarrollador de robots móviles inteligentes con los que quieren dotar a las empresas de una herramienta versátil, firme y sobre todo rentable. Urge ampliar la productividad de los almacenes inteligentes para los sectores de la Industria 4.0, en donde un informe de 2018 de Deloitte ya señaló que, simplemente en EEUU para 2028, iba a haber una demanda de 2,8 millones de puestos.

Productividad, efectividad, retorno rápido de las inversiones… son solo algunas de las ventajas que ofrecen los robots AMR con los que OTTO pretende conquistar el sector de la intralogística. Hasta la fecha el 70 % de las empresas que han mejorado sus robots son de Fortune Global 500. General Electrics, Toyota y Nestle son ciertas de las grandes compañías que están mejorando sus instalaciones por medio de sus aplicaciones inteligentes. 

En este mercado globalizado y tan competitivo que nos encontramos, nos encontramos potentes alternativas con las que OTTO deberá enfrentar en los años sucesivos, como por ejemplo MIR y Locus Robotic, quien hace escasos días obtuvo 41 millones de dólares de fondos de inversión.

Es un reto que desde la semana pasada OTTO afrontará con mayor garantía, debido a que han hecho público que acaban de recaudar 29 millones de dólares de Serie C. Esta inyección de capital forma parte de los 83 millones de dólares que hasta la fecha ha recibido la empresa de robótica con capital de inversores.

Es un estímulo esperanzador para un sector como el de la robótica industrial que ve cómo desde 2018 se estan se están ralentizando las inversiones en la Automatización Industrial.

OTTO Motors ha visto un aumento de la demanda de pedidos de empresas relacionadas con el sector alimentario, farmacéutico y de bebidas a consecuencia de la pandemia.

Del robot cassie aprenden los demás

Del robot cassie aprenden los demás

Poquito a poco se ha probado que las aplicaciones robóticas de dos piernas son los más capacitados para imitar nuestras funciones y para moverse en nuestro ambiente. El Laboratorio de Autonomía Dinámica y Robótica Inteligente (su acrónimo en inglés DAIR) está entrenado un nuevo robot. Se llama Cassie, y como hemos indicado es un robot bípedo y activo creado por la empresa de robótica Agility Robotics. A fin de que podáis haceros idea, recordaros que es el hermano mayor de Digit, el robot que es desarrollado por Ford para repartir paquetes a nuestras casas.

El robot bípedo ha sido desarrollado para probar los algoritmos que desarrollan en este laboratorio con el fin de asistir a que otros robots puedan caminar y desplazarse por todo género de terrenos.

Los robots con una configuración bípeda son más eficientes en el momento de sortear objetos y personas, como ascender por escaleras. “Esto es útil en todo género de aplicaciones, incluida la exploración básica, pero también en labores de recuperación en desastres y también en inspección de espacios. Eso es lo que ha llamado el interés de las empresas de robótica en estos días” indica Michael Posa, ingeniero de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas.

Dos investigadores licenciados en el DAIRLab se encargan de poner a prueba los algoritmos que allá desarrollan en Cassie. Se redacta el código en un PC y se ejecuta con el robot real. “En general, si no funciona en la prueba, no va a marchar en el mundo real” notifica Posa.

Como afirman, lograr que se ejecute con éxito el algoritmo de Inteligencia Artificial es sumamente complicado, puesto que el equipo es un punto intangible en lugar de una máquina real, es decir, un robot bípedo, por ende, hay que hacer que aprenda el algoritmo.

Después de haber comprobado la respuesta de Cassie al algoritmo, los técnicos son capaces de reajustar el código que se ha introducido. Uno de los beneficios de trabajar con robots es que se les puede poner a prueba llegando hasta el límite de sus posibilidades.

De las piernas del robot podemos destacar que sus rodillas se doblan cara dentro, es decir, en sentido contrario, lo que le facilita ascender por las escaleras. Sin embargo su desplazamiento es hiperrealista si lo comparamos con el de las personas, de la misma forma que la velocidad que puede alcanzar.

Investigar en mejorar la capacidad de movimiento de Cassie es invertir en el desarrollo de las próximas máquinas mecánicas bípedos que van a ser desarrolladas y vendidas. Así ha sucedido con el robot Digit, el que ya es testeado en labores de entrega a domicilio, aunque sus características les van a permitir trabajar en muchos otros campos, ya sea como robots de rescate o para trabajar en zonas de riesgo.

Los algoritmos de IA que cambiaran la manera de realizar música

Los algoritmos de IA que cambiaran la manera de realizar musica

La inteligencia artificial será una pieza cable en el futuro de la música. Se sabe que un sinfín de artistas utilizan algoritmos de Inteligencia Artificial en sus canciones desde hace muchos años vislumbrando, en algunas de ellas, un contenido 100 por ciento tecnológico.

Si nos referimos a la experiencia de un concierto, se puede decir que esto es mucho más que las canciones. El ser humano es social y por tal necesitan experiencias sociales con otras personas. Además, no notamos dónde se inicia lo artificial y donde acaba lo tecnológico, por todas las herramientas incluidas en la música con Inteligencia Artificial.

Es importante señalar que, en la actualidad, existen artistas totalmente artificiales. Este es el caso de Hatsune Miku, quien en el 2007 se convirtió en la primera artista virtual de la historia. Los seguidores de la tecnología, así como los admiradores de representaciones tridimensionales con gran sonido envolvente van a sus espectáculos, puesto que Miku no se trata de una cantante real, sino de un holograma.

Igualmente, algunos algoritmos existentes dejan imitar el toque de un violinista o un chelista, reproduciéndolos de forma automática. Esto es de gran interés pues permite analizar con Inteligencia Artificial el tiempo real de los movimientos de los directores de orquesta y de los músicos.

Un equipo de Georgia Tech Center for Music Technology creó una prótesis con software de Inteligencia Artificial, la cual es empleada por músicos profesionales que hayan perdido algún brazo y que quieren seguir tocando y creando música.

Se trata de un brazo robótico que incluye la activación de manera controlada por la mente o los músculos, es decir, el brazo robótico es quien realiza este trabajo y no el usuario.

En definitiva, es que la gran cantidad de la música digital y el desarrollo de algoritmos de deep learning, han conseguido el auge de nuevos sistemas para producir música. Que nos guste o no, eso ya es otro asunto.

¿Por qué Disney ha creado a un robot gimnasta?

Por qué Disney ha creado a un robot gimnasta

Hoy nos toca hablar de Disney, la conocida compañía de dibujos animados que a lo largo de décadas nos ha divertido con sus animaciones. Y es cierto que puede llamar la atención, pero es una realidad que también quiere estar a la cabeza de las aplicaciones innovadoras para poder mostrarnos en sus películas y en sus parques temáticos un nuevo espectáculo. Para lograrlo han creado un robot llamado Stuntronic que se caracteriza pues realiza unos movimientos asombrosos para la mayoría de los mortales.

Pensamos que todavía no existe un individuo capaz de llevar a cabo todas y cada una de esas maniobras y acrobacias que se ven en sus filmes. Y si no es capaz de realizarlo una persona, para eso están los robots, y que se jueguen ellos la vida.

Disney se encuentra inmerso en un nuevo proyecto de desarrollo de robots humanoides capaces de realizar todas las maniobras que a un humano se le antojarían impracticables.

Todo comenzó ya hace unos años con Stickman, un androide con silueta de “Z” que podía dar saltos mortales a la vez que era catapultado por los aires. La innovación ha llegado y se llama Stuntronics.

Estos androides con silueta de humanos, los Stuntronics (mezcla de “stunt”, acrobacia en inglés y “animatronic”, robot con apariencia humana) pesan cerca de 40 kilogramos. Cuentan con sensores que les permite tomar sus propias resoluciones en tiempo real, aparte de acelerómetros y giroscopios con sistemas láser que les ayuda a “volar” con forma de super héroe, dar volteretas mientras que vuelan y caen en el sitio señalado.

Desde su página web nos muestran que “sabe cuándo doblar las rodillas para efectuar un salto mortal, en qué momento estirar sus brazos robóticos para girar e incluso en qué momento frenar la velocidad de su giro para asegurar un perfecto aterrizaje”.

Con esto no pretendemos recordar que se ha acabado el trabajo para los dobles de las escenas de peligro en los largometrajes. Todavía se desconoce cuál va a ser su alcance y para qué exactamente serán empleados estos géneros de robots. Bien pueden utilizarlos para las atracciones que ofrecen en sus parques temáticos o para incorporarlos en escenas de nuevas películas que estén preparando.

Únicamente hay que añadir al robot piel hecha con goma de silicona, pintarle una cara, ponerle una peluca de pelo natural y vestirle para que esté preparado.

Desconocemos si será en las próximas películas de la empresa, o bien en sus parques temáticos en donde veremos primero a Stuntronic.

En el templo de Kodaiji podemos ver rezar al primer robot budista

En el templo de Kodaiji podemos ver rezar al primer robot budista

Si creías que conocías todo de la IA estabas muy equivocado. Os presentamos al androide Mindar, un sacerdote budista que reza en el templo de Kodaiji, en Kioto que se encuentra en la isla de Honshu.

Mindar es un androide de última generación que puedes toparte en Japón pidiendo contra los problemas que asolan al mundo en el Santuario de Kodiji. El recinto es un famoso lugar sagrado budista con casi medio siglo de antigüedad que se encuentra en la ciudad de Kioto. Allí encarna una deidad llamada Kannon, la diosa de la compasión.

Los excursionistas al templo budista son capaces de verle recitando en una sala contra la soberbia, la ira, el ego y previniendo a las personas sobre el peligro de la codicia. A través de una pantalla se enseña traducido al inglés y al chino la homilía con el que intenta calmar el tormento de los hombres.

Midar es un dispositivo robotizado que ha sido realizado por el famoso profesor de la universidad de Osaka Hiroshi Ishiguro. El proyecto del androide y su preparación no ha sido que se diga económico, ya que ha costado un millón de euros. Sin lugar a duda es una inversión que choca con la austeridad con la que los sacerdotes predican ante sus fieles.

Para imitar a los hombres el robot tiene una altura de 1.95 cm y pesa sobre los 60 kilos. En el ojo izquierdo lleva integrado una lente que le deja observar su situación.

La parte superior de su cuerpo están fabricados con silicona, mientras que el resto del cuerpo deja destapado los mecanismos que lo controlan, incluida la parte de arriba de su cabeza que precisa estar bien enfriada.

Cuando los representantes del santuario encargaron al profesor Ishiguro que les construyera un robot, intentaban aproximar sus pensamientos a los jóvenes japoneses a través de un dispositivo que impulsase su interés. 

A pesar de ello, alojar un androide en un lugar sagrado ha generado el rechazo de parte del colectivo budista. Sin duda ven en él una violación del lugar sagrado, así como blasfemia de su tradición.